domingo, 6 de marzo de 2011

♥..

Tú venías y te ibas cuando te apetecía. No te debía de importar dejar a millones de personas llorando si tú te encontrabas bien. Eras egoísta. Pero aún así yo confié en ti cuando todos te dieron la espalda. Tuve que rebuscar hasta lo más hondo de mi ser para encontrar fuerzas para continuar confiando, y a pesar de quedarme prácticamente sola, conseguí hacer lo que todo el mundo me impedía: compartir mi vida contigo. Y, sinceramente, me llevé el gordo. Dicen que el amor te impide ver lo que realmente es, pero estoy segura de que no tengo ningún tipo de máscara que me impide ver lo que tengo a mi lado: una persona que me cuida y que haría lo imposible para que sonría, que me entiende y que me hace sentir llena. Una personita que está haciendo todo lo posible para sacar lo mejor de sí y de mi, que, a pesar de que sea un perezoso, tiene lo esencial para ser ESPECIAL

1 comentario:

  1. ES PRESIOSO :)
    te invito a pasarte por mi blog, un beso!(:

    ResponderEliminar